Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

Jesucristo el Hijo del Hombre – Las Profecías de Daniel y de Juan Sobre los Gobiernos Mundiales

Por Julio César Clavijo Sierra

Tomado del libro “Hermenéutica Bíblica: Módulos de Clase”, Guía No. 25, páginas 48-49.

Para una interpretación correcta de la Biblia, es de capital importancia conocer el significado del título Hijo del Hombre: 



1. Es sinónimo de “varón” en la frase “el hombre... o el hijo del hombre” Sal.8:4. 



2. Es el nombre especial con que se designaba a Ezequiel (2:1; 3:1; 4:1) y a Daniel (8:17), y 



3. Es un título que aparece ochenta y dos veces en los Evangelios con referencia a Jesús; de forma directa solo tres veces en el resto del Nuevo Testamento (Hc. 7:56; Ap.1:13; 14:14) y de una manera indirecta en Hebreos 2:6-10. En los relatos de los Evangelios, solo Jesús usa el título de sus propios labios, a excepción de Jn.12:34. Era la manera en que prefería denominarse a sí mismo y a su ministerio mesiánico.



Vamos a concentrar nuestras fuerzas en este último manejo de la expresión Hijo del Hombre, es decir con referencia a Jesucristo. Para hacer esto es necesario recurrir al libro de Daniel. 



Las visiones de Daniel representan dominios políticos mediante estatuas y animales simbólicos. Por ejemplo, en Daniel 7:17 dice: 



“Estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes que se levantarán en la tierra”. 

Daniel presenta un escenario profético donde aparecen uno a uno los cuatro grandes imperios de Babilonia, Medo-Persia, Grecia y Roma. También se menciona el imperio de la Bestia o del Anticristo. Todos estos reinos gobiernan al mundo a su respectivo tiempo, pero ninguno lo hace en justicia ya que todos actúan “como bestias”.



Finalmente podemos apreciar que el poder de Dios es dado a Aquel que actúa “como hombre” en contraste de aquellos que actúan “como bestias”. O sea que lejos de lo que pudiéramos imaginarnos, el título Hijo del Hombre aplicado al Señor Jesús, no es un título de humillación sino de exaltación, pues tiene que ver directamente con Aquel que establecerá un reino de justicia en el mundo (el reino milenial). Es decir, él es el rey justo esperado por todo el mundo, el deseado de las naciones. Hg.2:7.



1. IMPERIO BABILONICO: 

"La primera era como león y tenía alas de águila”. Dn.7:4.



En el año 605 a.C. Nabucodonosor, al mando de los ejércitos babilónicos, triunfó sobre el ejército egipcio en la batalla de Carquemis. Este hecho significó la consolidación de Babilonia (o Caldea) como el imperio mundial, que se apoderó de gran parte del mundo. (Recordemos que en el año 587 a.C. los ejércitos babilónicos sitiaron a Jerusalén, y comenzó el periodo conocido como el exilio en Babilonia). Por eso en el libro de Daniel leemos:



“Tu, oh rey [Nabucodonosor], eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad. Y dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, el los ha entregado en tu mano, y te ha dado el dominio sobre todo; tú eres aquella cabeza de oro”. Dn.2:37-38.



2. IMPERIO MEDO-PERSA: 

“Y he aquí otra segunda bestia semejante a un oso”. Dn.7:5.



Más tarde se levantó un poderoso ejército contra Babilonia y lo venció. Estos eran los medo-persas. Este hecho dio cumplimiento a las profecías de Daniel: 



“Y después de ti [Babilonia], se levantará otro reino inferior al tuyo...”. Dn.2:23 



“la escritura que trazó es MENE, MENE, TEKEL, UPARSIN. Esta es la interpretación del asunto: MENE: contó Dios tu reino y le ha puesto fin. TEKEL: pesado has sido en balanza y fuiste hallado falto. PERES: tu reino ha sido roto, y dado a los medos y a los persas... La misma noche fue muerto Belsasar rey de los caldeos. Y Darío de Media tomó el reino, siendo de sesenta y dos años” Dn.5:25-31.



3. IMPERIO GRIEGO: 

“Después de esto miré, y he aquí otra, semejante a un leopardo con cuatro alas de ave en sus espaldas; tenía también esta bestia cuatro cabezas; y le fue dado dominio” Dn.7:6.



El dominio de los medos y los persas finalizó en el año 333 a.C. con las victorias de Alejandro Magno, quien inauguró la época helenística o dominio del imperio Griego. Sin embargo, después de la muerte de Alejandro (323 a.C), el gran imperio se dividió entre sus cuatro generales. Esto daba cumplimiento a las siguientes profecías:



“Y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra” (Dn.2:39B) 



“En cuanto al carnero que viste, que tenía dos cuernos, éstos son los reyes de Media y de Persia. El macho cabrío es el rey de Grecia, y el cuerno grande que tenía entre sus ojos es el rey primero [Alejandro magno]. Y en cuanto al cuerno que fue quebrado, y sucedieron cuatro en su lugar, significa que cuatro reinos [los cuatro generales de Alejandro] se levantarán de esa nación, aunque no con la fuerza de él” Dn.8:20-22.



4. IMPERIO ROMANO: 

“Y he aquí la cuarta bestia, espantosa y terrible y en gran manera fuerte” Dn.7:7



Los romanos sometieron a los griegos conquistando Macedonia en el 198 a.C. y a Grecia en el 146 a.C. 



Roma fue aquel grande y poderoso imperio que dominaba el mundo en el tiempo que nuestro Señor Jesucristo hizo su aparición en la tierra, y el que también con el aval de sus emperadores asesinó a millares de cristianos. Este imperio se mantuvo en pie hasta el año 476 d.C. y hasta el día de hoy, no se ha levantado un imperio semejante. Esto daba cumplimiento a la profecía: 



“Y el cuarto reino será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo” Dn.2:40.



NOTA: Dado que cada una de las visiones utiliza un grupo diferente de símbolos, uno puede olvidarse de qué es lo que el símbolo representa. El siguiente gráfico puede ayudarle a coordinar la visión que Daniel tuvo de los grandes imperios:

 

 
Babilonia
Medo-Persia
Grecia
Roma
Capítulo 2
Oro
Plata
Bronce
Hierro
Capítulo 7
León
Oso
Leopardo
Bestia espantosa
Capítulo 8
-
Carnero
Macho cabrío
-
Capítulo 11
-
-
Rey del Norte
-

 

5. EL ANTICRISTO: 

“Y he aquí que este cuerno tenía ojos como de hombre, y una boca que hablaba palabras contra el Altísimo” Dn.7:8



Este es el mentiroso, la bestia de la que habla el libro de Apocalipsis 



"Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad... Y adoraron al dragón [diablo] que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quien podrá luchar contra ella? ... y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo y de los que moran en el cielo” Ap.13:1-8.



Este es quien engañará a las naciones haciéndoles creer que él es el Mesías de Dios, el Deseado de las Naciones. Esta es la profecía que aún está por cumplirse:



“y los diez cuernos significan que de aquel reino [Roma] se levantarán diez reyes; y tras ellos se levantará otro, el cual será diferente de los tres primeros y a tres reyes derribará y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del altísimo [el pueblo de Israel] quebrantará... pero se sentará el Juez [Jesucristo], y le quitarán su dominio para que sea destruido y arruinado hasta el fin” Dn.7:24-26.



6. EL HIJO DEL HOMBRE: 

Daniel muestra que todos estos reinos son ineficientes. Todos se levantan con gloria, pero caen duramente. Ninguno de estos reinos, al igual que ningún sistema de gobierno humano pudo dar al hombre la paz, la prosperidad, la libertad que estaba buscando. Todos con su poder destructivo “como bestias”, fallaron en su intento.



Entonces aparece el Hijo del Hombre quien es el único que puede hacer justicia verdadera y traer paz completa: 



“Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un Hijo de Hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido” Dn.7:13-14. 



El evangelio de Juan enseña que el Hijo del Hombre es juez (5:27) y el dador de vida eterna (6:27) que será glorificado por sufrir en la cruz (12:23,34; 13:31).

 

Articulo del Dia

La Trinidad no es Materia Bíblica

Leer más...

Apps Moviles